Privación de la patria potestad: ¿En qué casos puede aplicarse?

Abogado Patria Potestad Málaga

Los progenitores que ostenten la patria potestad de sus hijos pueden ver cómo se les revoca ante el incumplimiento de sus obligaciones: la privación de la patria potestad puede tener lugar si tal incumplimiento fuese reiterado, tuviese consecuencias graves, y el resultado de la privación obrase en el interés superior del menor.

¿Qué es la patria potestad?

La patria potestad es, a la vez, un derecho y una obligación para con los hijos: según está definida en el artículo 154 del Código Civil, la patria potestad es una responsabilidad parental ejercida en favor de los hijos, y respetando sus derechos y su integridad física y mental.

Hablamos de un derecho familiar que se crea en el momento en el que nace un hijo, y desde entonces está activo en ambas direcciones: lo que es un derecho para una parte, es una obligación para la otra, y viceversa.

Cuando se da una separación o divorcio con hijos de por medio, lo normal es que la sentencia de divorcio recoja que la patria potestad sea compartida por los dos progenitores a partes iguales.

¿Qué derechos y obligaciones abarca la patria potestad?

Por un lado, el hijo tiene derecho a que sus padres velen por ellos, a disfrutar de su compañía y a ser alimentados, formados y educados a su amparo.

En los casos de padres divorciados o separados donde uno de los dos ostenta la custodia, el establecimiento de un régimen de visitas asegura el derecho del niño a la compañía del otro progenitor, mientras que la pensión de manutención asegura el derecho a la alimentación y al sostenimiento económico.

En consecuencia, ostentar la patria potestad de un hijo significa que el progenitor es responsable de tomar todas las decisiones que considere relevantes e importantes en favor del hijo, e incluye representarlos y administrar su patrimonio.

Privación de la patria potestad: ¿En qué casos se puede otorgar?

Nuevamente el Código Civil, en su artículo 170, arroja luz sobre esta cuestión, abriendo la posibilidad a que un tribunal retire total o parcialmente la patria potestad sobre sus hijos a los progenitores, siempre y cuando estos:

  • Hayan incurrido en un reiterado y grave incumplimiento de los deberes inherentes a la patria potestad.
  • La privación sea considerada beneficiosa para los intereses del hijo.
Patria Potestad Málaga

La gravedad de los incumplimientos de la patria potestad

La privación de la patria potestad por abandono del hijo es uno de los motivos más comunes, y abarcaría el incumplimiento de dos obligaciones fundamentales: el régimen de visitas y la pensión de manutención.

Esto es: si un progenitor incumpliera de forma reiterada el régimen de visitas sin justificación, o si dejase de proporcionar sustento económico al hijo en los mismos términos, estaría incurriendo en faltas constituyentes de retirada de patria potestad.

De todos modos, es común que, en estos casos, haya progenitores que realicen un ejercicio incoherente de la patria potestad, reclamando sus derechos, pero no cumpliendo con sus obligaciones.

No obstante, no todos los términos del divorcio regulados según el convenio o la sentencia judicial revisten la misma gravedad: recordemos que para una privación de patria potestad, el incumplimiento ha de ser considerado lo suficientemente grave por un tribunal.

¿Cómo se ejecuta una privación de la patria potestad?

Normalmente suele ocurrir en los casos de padres separados o divorciados, en los que uno de los dos progenitores demanda al otro por el incumplimiento de alguna de las mencionadas obligaciones.

Para que esto se produzca, se tendría que interponer una demanda de privación de patria potestad ante un juzgado de familia, como parte de un procedimiento de modificación de medidas.

El tribunal de familia tendría que decidir si la revocación de la patria potestad fuese, en efecto, un hecho bueno en sí mismo para los menores, y además si ha ocurrido de forma deliberada y reiterada, al mismo tiempo que determinar si ha existido suficiente gravedad y dolo en las faltas.

Todos los progenitores ostentan la patria potestad sobre sus hijos desde el momento en el que éstos nacen y, por lo tanto, adquieren una serie de derechos y responsabilidades con ellos. Sin embargo, si se acumulan faltas graves y reiteradas sobre las mencionadas obligaciones, la situación puede desembocar en la privación de la patria potestad.

Todos los progenitores ostentan la patria potestad sobre sus hijos desde el momento en el que éstos nacen y, por lo tanto, adquieren una serie de derechos y responsabilidades con ellos. Sin embargo, si se acumulan faltas graves y reiteradas sobre las mencionadas obligaciones, la situación puede desembocar en la privación de la patria potestad.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Ir arriba