Qué derechos tengo si me divorcio y no trabajo

Que derechos tengo si me divorico y no trabajo

Cuando se produce la ruptura en una pareja y se tramita el divorcio, puede ocurrir que uno de los dos no trabaje y que se encuentre en peor situación económica. En esa situación es importante saber qué derechos tengo si me divorcio y no trabajo.

Pensión compensatoria

La pensión compensatoria es un importe o prestación que recibe uno de los dos miembros de un matrimonio tras el divorcio, siempre que exista un desequilibrio económico respecto a la situación en que se encontraba previamente. 

Su objetivo es ayudar a pagar los gastos básicos, como la factura de la luz o la comida, de la persona que se encuentra en situación desfavorecida económicamente. Por tanto, es el derecho más importante con el que cuenta una persona separada sin trabajo. 

Para cobrar esta pensión, será preciso solicitarla por parte del cónyuge que va a percibirla, a no ser que se haya pactado de mutuo acuerdo. La solicitud podrá ser desestimada si el divorcio ha provocado desequilibrio económico en ambas partes o los excónyuges tienen un nivel económico similar al que tenían cuando eran matrimonio. 

Para calcular la cuantía de la prestación se tienen en cuenta la edad del cónyuge desfavorecido, su salud, formación y otras variables. La pensión compensatoria puede ser concedida de forma indefinida o por un tiempo concreto, este último caso es el más común. Suele limitarse en relación con un hecho, como encontrar trabajo o casarse de nuevo. 

Pensión de alimentos

La pensión de alimentos consiste en un pago que se realiza de forma periódica por parte del progenitor que no tiene la custodia de los menores, para colaborar con los gastos asociados a su manutención. En este pago, se incluyen los pagos ordinarios destinados a vivienda, suministros, alimentación, ropa, educación y sanidad, entre otros, de los hijos menores de edad o mayores no emancipados que no tengan ingresos propios.

Están obligados a su pago los progenitores que no ostenten la custodia o, en el caso de custodia compartida, siempre que exista un desequilibrio económico entre los padres.

Esta pensión tiene una diferencia fundamental con la pensión compensatoria, que hemos visto en el apartado anterior, y que se establece en favor del cónyuge que se encuentra en situación de desigualdad tras el divorcio. En este caso, la pensión alimenticia se establece en favor de los hijos y no del cónyuge que ostenta la custodia.

No obstante, en términos prácticos, en un divorcio con hijos y sin trabajo si tengo la custodia de mis hijos podré percibir tanto la pensión compensatoria como la pensión de alimentos que les corresponda, lo que ayudará a afrontar los gastos diarios relativos a alimentación, ropa o suministros.

Uso y disfrute de la vivienda familiar

De acuerdo con lo establecido en el artículo 96 del Código Civil, si no existe acuerdo de los cónyuges tras el divorcio, el uso de la vivienda familiar y todos los objetos de uso ordinario que se encuentren en ella corresponderá a los hijos y al cónyuge que tenga la custodia de los mismos. Si ambos cónyuges ostentan la custodia de uno o varios hijos comunes, el juez decidirá lo mejor para la familia.

El uso y disfrute de la vivienda familiar se mantendrá hasta que los hijos alcancen la mayoría de edad, sin importar quién tenga la propiedad de la casa.  

Tanto este como el anterior son derechos de la mujer separada sin trabajo, pues en nuestro país son mayoritariamente las que ostentan la custodia de los hijos. Así, podrán vivir en la vivienda familiar hasta que los hijos cumplan los 18 años, momento en el que habrá que decidir sobre el destino del inmueble.

Cuando nos divorciamos y tratamos de saber qué derechos tengo si me divorcio y no trabajo, estos son principalmente tres. La pensión compensatoria, que se percibirá siempre que el cónyuge se encuentre en desequilibrio económico frente al otro y haya empeorado su situación previa, la pensión de alimentos, que la cobrará quien ostente la custodia de los hijos menores de edad o mayores no emancipados y el uso y disfrute de la vivienda familiar, que lo tendrán los hijos hasta su mayoría de edad y el progenitor que tenga la custodia. Si tienes dudas sobre si te corresponden alguno de estos derechos, contar con los los servicios de un abogado especializado en derecho de familia es lo mejor para resolver la situación. Ponte en contacto conmigo para recibir asesoramiento personalizado y, de este modo, solventar tu caso.

Francisco Luis López León
abogado incumplimiento regimen de visitas

Consulta derechos en el divorcio si no trabajo

Hola soy, Francisco Luis López León,  abogado especialista en derecho de familia en Málaga. Me pongo a tu disposición, puedes agendar una cita conmigo sin compromiso. Contáctame y  cruéntame tu caso , recibiras el mejor asesoramiento en todo lo referente a consultas de divorcio..

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Ir arriba