¿Qué hacer cuando te ponen a tu hijo en contra?

¿Que hacer cuando ponen a tu hijo en contra??

Tras un divorcio, no es extraño encontrar casos de madres que ponen a sus hijos en contra del padre. Los divorcios son momentos muy duros, y la carga emocional que se soporta se suele volcar en los hijos. Si estás en una situación así, deberás saber qué hacer cuando te ponen a tu hijo en contra.

¿Cómo actúan los padres tóxicos?

Las rupturas conyugales suelen generar graves sentimientos de rencor entre ambas partes: normalmente, uno de los dos padres encarna el rol de la «parte traicionada» (independientemente de si tiene razón o no), y carga duramente contra el otro progenitor.

Aunque el divorcio no deba constituir motivo de hostilidades entre los padres divorciados, y la toxicidad sea una cualidad independiente de esta situación (más ligada a la personalidad), lo cierto es que los divorcios pueden actuar como eventos disparadores, y sacan a la luz ciertas actitudes tóxicas de los progenitores.

Un padre o madre que actúe con esta toxicidad tenderá a utilizar a los hijos como arma arrojadiza contra el otro progenitor: poner en contra a los hijos es una de las prácticas tristemente más utilizadas para ejercer presión y, de algún retorcido modo, llevar a cabo una venganza.

Lamentablemente, la realidad de muchos padres divorciados es asistir a un adoctrinamiento sistemático que realiza la madre sobre los hijos: al darles a entender que «mamá os quiere más«, que «con papá no os divertís tanto» o que «mamá os compra todo lo que os gusta» consiguen, poco a poco, poner a los hijos en contra del padre.

Hijo en contra padres toxicos

¿Qué hacer cuando te ponen a tu hijo en contra?

¿Qué se puede hacer cuando un padre manipula a un hijo para hacer daño a la otra parte? Aquí tienes algunos consejos que te damos desde nuestra experiencia como abogados de familia.

1. Recopila conversaciones por escrito

Trata de evitar todas las conversaciones orales que puedas, y habitúa a la otra parte a que todo lo que se hable quede documentado por escrito; de esta forma conseguirás que, en el futuro, la madre quede retratada por sus propias palabras.

Por último, y a modo de previsión, no dudes en grabar con tu móvil los encuentros que tengáis para la entrega y recogida de los hijos: puede que te hagan falta en una demanda civil en algún momento.

2. Habla con tu abogado

Un abogado de familia será la mejor persona en la que te puedas apoyar para que te guíe en tus acciones, y para que te represente jurídicamente: ponle al día de cómo se van sucediendo los acontecimientos, y te ayudará a dilucidar por qué conceptos puedes emprender acciones legales contra el otro progenitor.

La manipulación de los hijos es muy difícil de acreditar, pero en el transcurso de estas acciones la otra parte podría cometer errores en el ámbito civil, que te permitirían iniciar un proceso de modificación de medidas o de ejecución del convenio regulador.

3. Sé tú mismo y ten paciencia

Si un adoctrinamiento se basa en premisas falsas, llegará un momento en el que las mentiras se caerán por su propio peso: ten paciencia y demuéstrale a tu hijo con tus acciones que su madre se equivoca.

Eso sí: pasarán años hasta que tu hijo se haga lo suficientemente mayor y su raciocinio hable por él, así que hasta entonces ten paciencia y asume que jugarás con cierta desventaja.

Pero llegará un momento en el que tu hijo se dará cuenta de todas las cosas horribles que su madre decía sobre ti no son ciertas: llegado ese punto, será tu responsabilidad contarle a tu hijo la verdad, y velar porque conserve la lealtad hacia su madre a pesar de lo ocurrido.

En ningún caso te recomendamos que pagues con la misma moneda: aunque te parezca injusto, 
no promuevas que tu hijo sea desleal a su madre, porque podrías causarle un verdadero conflicto interior.

 

Lo que hay que hacer cuando te ponen a tu hijo en contra es mantener la calma y no actuar de la misma manera con su madre: apóyate en un experimentado consejo legal, y haz todo lo que puedas para minimizar los daños que pueda sufrir tu hijo. Guárdate las espaldas y, con el tiempo, podrás darle la vuelta a la situación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Ir arriba