Reconocimiento de paternidad, maternidad y filiación: ¿ Cómo se reclama?

Reconocimiento de paternidad en Málaga

Diferencias entre reconocimiento de paternidad, maternidad y filiación.

Paternidad y maternidad, en sentido jurídico, refieren la relación jurídica que se establece entre las personas a quienes el Derecho coloca en la condición de padre y madre y las que sitúa en la de los hijos, de manera que aquella realidad biológica es recogida por el ordenamiento distribuyendo derechos y obligaciones entre ellos. La filiación, en su aplicación al derecho civil, equivale a la procedencia de los hijos respecto de sus padres.

El reconocimiento judicial de paternidad, maternidad o filiación, es la acción que se ejercita por un progenitor contra el otro, así como por el hijo, aunque éste, durante su minoría de edad, deberá realizarla mediante su representante legal (madre o padre) o por el Ministerio Fiscal.
abogado reconocimiento paternidad malga

¿Dónde se regula el reconocimietno de paternidad, maternidad o filiación?

En nuestro ordenamiento jurídico, la materia relativa a la filiación, reconocimiento o impugnación de paternidad o maternidad, se recoge principalmente en los artículos 108 a 141 del Código Civil, así como en los artículos 748 y siguientes de la LEC.

¿Cómo se acredita la filiación, maternidad o paternidad?

Señala el artículo 115 del Código Civil que la filiación materna y paterna quedará determinada legalmente:

1. Por la inscripción del nacimiento junto con la del matrimonio de los padres.
2. Por sentencia firme.

Por tanto, hay dos medios o títulos de determinación de la filiación matrimonial: extrajudicial (registral) y judicial (por sentencia firme).

Presunción de Paternidad

En el caso de que los padres estén casados, se presupone por ley que el marido es el padre de los hijos nacidos después de contraer matrimonio, y así se reconocerá tanto en el certificado de nacimiento como en el libro de familia. La paternidad se presume cuando los hijos han nacido dentro del matrimonio, dentro de los 180 días después de contraído el mismo y dentro de los 300 días después de que el esposo falleció o se estableció una separación de hecho en la pareja. Este conteo de días se establece en función de los términos de gestación, tomando en consideración de que difícilmente un hijo nace vivo y viable antes de 180 días y que la duración máxima de un embarazo son 300 días.

Pero la situación es diferente cuando los padres no están casados. Si el padre reconoce al hijo o hija como suyo, no existe mayor complicación, simplemente deberá firmar junto con la madre la solicitud de inscripción del nacimiento.

El problema surge en caso de que el padre no reconozca voluntariamente la paternidad que reclama la madre, o en caso de que sea la madre quién no reconoce al padre que se identifica como tal. En ambos casos, en el certificado de nacimiento sólo constará la madre, pudiendo en el primer caso la madre reclamar al padre judicialmente el reconocimiento de paternidad, y en el segundo caso, sería el padre quién reclame el reconocimiento de paternidad a la madre, determinando el Juez lo que proceda mediante sentencia.

La reclamación judicial de reconocimiento de paternidad, maternidad o filiación

La demanda de reconocimiento de paternidad, maternidad o filiación deberá ir firmada por abogado y procurador, siendo siempre lo más recomendable acudir a un abogado especializado para su tramitación. También pueden interponerse acciones de impugnación de la filiación registral, siguiendo el mismo trámite.

El Principio de Prueba

Para que el reconocimiento de paternidad o maternidad sea admitido a trámite en el Juzgado,  la demanda debe ir acompañada de un «principio de prueba» (testigos, fotografías, cartas, WhatsApp, etc.) que puedan acreditar la existencia de relaciones sexuales entre la madre y el supuesto padre en la época en la que se produjo la concepción del hijo o hija.

Las Medidas Cautelares

Tal como establece el artículo 768 de la LEC, «Mientras dure el procedimiento por el que se impugne la filiación, el tribunal adoptará las medidas de protección oportunas sobre la persona y bienes del sometido a la potestad del que aparece como progenitor”.

Estas medidas pueden ser tanto personales (guarda y custodia, régimen de visitas provisional), como patrimoniales (pensión de alimentos provisional, administración de bienes).

Efectos del reconocimiento de paternidad, maternidad o filiación

El reconocimiento de paternidad acordado judicialmente permitirá que se desplieguen todos los derechos y obligaciones entre padre/madre e hijo/hija, incluyendo, en su caso, pensión de alimentos o régimen de visitas y, por supuesto, los correspondientes derechos hereditarios.

La Acción del desconocimiento

Aunque el hijo haya nacido dentro del matrimonio, el esposo tendrá una acción de desconocimiento siempre que demuestre la imposibilidad física de tener acceso carnal con su mujer dentro de los primeros 120 días de los 300 que preceden al nacimiento. Es decir, debe demostrar que físicamente no pudo tener relaciones sexuales con su esposa en el período de concepción de acuerdo con la fecha de nacimiento del hijo.

La Prueba Biológica

El reconocimiento se llevará a efecto mediante prueba biológica de paternidad o maternidad, realizada en laboratorio con muestras de saliva o sangre para confirmar o descartar dicha paternidad o maternidad; esta prueba se acordará en seno judicial. El demandado o demandada deberá tener en cuenta que el artículo 767 de la LEC indica que «la negativa injustificada a someterse a la prueba biológica de reconocimiento de paternidad o maternidad permitirá al tribunal declarar la filiación reclamada, siempre que existan otros indicios de la paternidad o maternidad y la prueba de ésta no se haya obtenido por otros medios».

Delito de Alteración de la Paternidad

El artículo 220 del Código Penal trata la alteración de la paternidad, que es un delito que incluye la conducta de ocultar o entregar a terceros un hijo para alterar o modificar su filiación, castigado penalmente con prisión de 6 meses a 2 años.

En este delito se incluye también el supuesto en el que se cambia a un niño por otro, y será igualmente castigado penalmente, pero con una pena mayor: prisión de 1 a 5 años.

Si estos delitos los cometen los padres, por naturaleza o adopción, serán castigados también con la pena de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad que tengan sobre el hijo o descendiente supuesto, ocultado, entregado o sustituido, y, en su caso, sobre el resto de hijos o descendientes por tiempo de 4 a 10 años.

Por último, las sustituciones de un niño por otro que se realicen en centros sanitarios por imprudencia grave de los responsables de su identificación y custodia, serán castigadas con la pena de prisión de 6 meses a 1 año.

¿Buscas un abogado especialista en reclamación de paternidad?

Hola soy, Francisco Luis López León,  abogado especialista en derecho de familia en Málaga y reclamación de paternidad. Me pongo a tu disposición, puedes agendar una cita conmigo sin compromiso. Contacta conmigo y cuéntame tu caso para llevar a cabo tu demanda de paternidad, maternidad o filiación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Ir arriba