¿Buscas un abogado especialista en pensión de alimentos?

Soy un abogado especialista en derecho de familia en Málaga. Puedes contar con mis servicios agendando una cita sin compromiso.  Contacta conmigo y cuéntame tu caso para intentar llevar a buen puerto la solicitud de las medidas paterno filiales.

Fijación y modificación de pensión alimenticia

Cuándo existe un proceso de divorcio o separación lo primero que se debe velar es por el bienestar de los hijos y ahí es cuando juega un papel trascendental la pensión de alimentos.

¿Qué es la pensión alimenticia?

Se entiende por pensión alimenticia el deber impuesto a una persona de asegurar la subsistencia de otra. En el caso de un divorcio, se refiere a la obligación de uno de los ex cónyuges sobre sus hijos o sobre el otro ex cónyuge, en el caso de que los hijos comunes sean menores de edad. Es decir, se trata de una cantidad que debe abonar mensualmente uno de los ex cónyuges al otro, para contribuir a sufragar los gastos de manutención de sus hijos en común.

Normalmente, esta obligación se da en relación con el progenitor no custodio respecto al progenitor que ostenta la guarda y custodia de los menores, pero también puede darse en situaciones de custodias compartidas, cuando los ingresos de ambos progenitores son muy desiguales. No debemos confundir los alimentos de la pensión de alimentos con la alimentación o la comida. Es un error común que puede dar lugar a fricciones y roces entre padres divorciados, y por ello es fundamental tener en cuenta que cuando hablamos de alimentos nos referimos a un término jurídico que comprende todo lo indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica y educación e instrucción del alimentista. 

Ambos progenitores están obligados, por el principio de solidaridad familiar, a alimentar a sus hijos menores de edad y también a los emancipados que puedan estar conviviendo en el domicilio familiar y no dispongan de ingresos propios.

Para entender todo esto debemos centrarnos en la pensión alimenticia en España.

Según el artículo 142 del Código Civil se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica.

Por alimentos también se entiende a la educación e instrucción del progenitor mientras sea menor de edad y aún después de que no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable. 

También se incluyen en estos alimentos los gastos de embarazo y parto si no pueden ser cubiertos.

La duda más frecuente cuando hay una ruptura del matrimonio es preguntarse ¿Qué gastos se deben sufragar a nuestros hijos?

Gastos Ordinarios

Por gastos ordinarios entendemos todos aquellos gastos periódicos y previsibles que vayan ser necesarios para el sustento de los hijos. Entre ellos podemos encontrar:  la alimentación, la asistencia médica, los gastos de escolaridad, enseres personales y una vivienda digna. 

 Estos gastos conformarán la pensión de alimentos.

Todo esto debe establecerse en el convenio regulador a la hora de realizar los trámites de divorcio.

La pensión de alimentos debe realizarse también durante el periodo vacacional a menos que se establezca lo contrario en el convenio regulador.  Se trata de una prestación única que no se fija teniendo en cuenta los gastos mensuales, ya que se calcula haciendo una media anual prorrateada mensualmente.

Gastos Extraordinarios

Los gastos extraordinarios son gastos que pueden producirse de manera eventual y que no se prevén cuando se fija la pensión de alimentos.

Algunos ejemplos de gastos extraordinarios podrían ser:

  • Gastos de ortodoncia que son necesarios para cuidar la salud de nuestros hijos y que no precisa el consentimiento del cónyuge no custodio.
  • Actividades extraescolares que no son realmente necesarias y sí que necesitan el consentimiento del progenitor no custodio.

La pensión fijada no incluye los gastos extraordinarios, pero generalmente en la sentencia de divorcio estos gastos se dividen a cada progenitor en una proporción del 50%. 

 

¿Cómo solicitar la pensión de alimentos?

Tanto si es un divorcio de mutuo acuerdo  o un divorcio contencioso  se fijará la pensión alimenticia de los hijos entre los cónyuges.

Por lo tanto en la sentencia de divorcio es donde se determina la cuantía y la  forma de pago de la pensión de alimentos fijada

¿Qué factores influyen en la cuantía de la pensión de alimentos?

Para el cálculo de la pensión alimenticia se tienen en cuenta los siguientes factores:

  • Lo principal siempre son las necesidades de los hijos.
  • Cuántos hijos se tienen a cargo.
  • El patrimonio de los ex cónyuges.

En caso de que la pareja no esté casada también se puede solicitar la pensión de alimentos, pero este sería un procedimiento distinto y sería obligado estar representado por un abogado y un procurador.

Modificación de la pensión de alimentos

La pensión  de alimentos fijada se puede modificar según el artículo 142 del Código Civil:

  • En el caso en el que aumenta o disminuye el patrimonio de los progenitores.
  •  en el caso en el que aumentan o disminuyen las necesidades de los hijos.

Pensión alimenticia a hijos ¿Hasta cuándo tengo que pagar?

Teniendo claro en qué consiste la pensión de alimentos, se plantea la duda de hasta cuándo es obligatorio pasar la manutención acordada.

En primer lugar, para saber cuándo dejar de pagar la pensión alimenticia, tenemos dos casos extremos: el primero, y más evidente, es por fallecimiento del alimentista  o persona que tiene derecho a recibir esos alimentos, supuesto que no ofrece mucha duda.

El segundo se daría por reducción de  ingresos del progenitor obligado a prestar alimentos, hasta el punto de no poder atenderlos sin desatender sus propias necesidades o las de su familia. Junto a estas causas de extinción de la obligación de pagar la pensión de alimentos, otro supuesto que también es poco habitual, es la comisión por el alimentista de alguna falta que daría lugar a la desheredación. No obstante, estas no son las causas que suelen determinar cuándo se termina la pensión alimenticia, ya que forman parte de la excepcionalidad. Lo más habitual es que la pensión de alimentos se deje de pagar cuando el alimentista pueda ejercer oficio, profesión o industria, de modo que no sea necesaria la pensión para su subsistencia, dicho con otras palabras, hasta que el alimentista sea independiente y se mantenga por sus propios medios.

Otra causa más controvertida sería que la necesidad del alimentista provenga de su propia mala conducta o falta de aplicación. Por tanto, si queremos saber hasta cuándo la pensión de alimentos es obligatoria, debemos olvidarnos de la mayoría de edad, ya que la legislación no establece una edad máxima, prolongándose este derecho automáticamente si los hijos cursan estudios o si obtienen ingresos insuficientes para su subsistencia.

De lo expuesto, puede inferirse que la cuestión no es tan fácil como pueda parecer a priori, por lo que necesitará de un estudio personalizado y específico para cada caso concreto que, además, deberá realizarse por un abogado experto en pensión de alimentos en Málaga. Por ello, dada la complejidad de la cuestión sumada a su importancia, ya que es un tema muy delicado que debe ser tratado con el máximo cuidado y respeto, es necesario contar desde el principio con el asesoramiento de un abogado especialista en derecho civil.

Como hemos visto, la pensión de alimentos es a la vez una obligación para el progenitor no custodio y un derecho para el hijo. Consiste en el pago de una cantidad de dinero con la finalidad de asegurar la subsistencia de los hijos, no limitándose, por tanto, a los gastos de comida y alimentación.

Para saber cuándo se puede dejar de pagar la pensión alimenticia, debemos estar a las circunstancias del caso concreto y al momento en el que el hijo es independiente y obtiene ingresos suficientes para subsistir. En cualquier caso, es recomendable contar con el asesoramiento  de un abogado especializado en la materia antes de realizar cualquier acción. 

En resumen la suspensión y extinción de la pensión de alimentos se producirá en cualquiera de estos supuestos:

  • Por muerte del alimentante o del hijo con derecho a recibirlos.
  • En los casos en los que los hijos tengan algún trabajo e incrementen su patrimonio.
  • Cuando el patrimonio del alimentante no puede cubrir más que sus propios gastos.
  • Cuando un hijo es desheredado.

Es importante saber que la mayoría de edad no implica una extinción de la pensión alimenticia. En estos casos los hijos mayores de edad pueden seguir conviviendo en el domicilio familiar y pueden no tener los ingresos suficientes para ser independientes.

Impago de la pensión de alimentos

Si por algún motivo se suspenden los pagos de la pensión alimenticia tanto los hijos como el progenitor custodio pueden reclamar el abono de las cantidades no percibidas con un plazo de hasta 5 años.

En estos casos el juez puede decretar el embargo del salario del demandado hasta que se cubran los adeudos de la prestación alimenticia.  El impago de la pensión alimenticia es considerado un delito de abandono de familia. Para que esto sea considerado así deben haber pasado más de 2 meses consecutivos sin el abono de la prestación.

Para cualquier asesoramiento sobre la fijación de la pensión alimenticia siempre pueden contar con mis servicios de abogado especializado en derecho de familia en Málaga. Reserva una cita y cuéntame tu caso.

 

Ir arriba